11 cosas que debe hacer cuando no sabe qué hacer

Grandes o pequeños, nos enfrentamos a muchas decisiones a diario.

A menudo, nos detienen en seco, inseguros de lo que debemos hacer.

Los escenarios pueden diferir de triviales a que cambian la vida, y pueden ser personales o profesionales, pero nos encontramos atrapados como un conejo en los faros, paralizados.





¿Deberías empezar tu propio negocio o seguir siendo un esclavo asalariado para siempre?

¿Deberías volver a la escuela y abrir una nueva carrera profesional o quedarte donde estás?



le gusto pero no me invita a salir

¿Deberías terminar una relación o apretar los dientes y aguantar con la esperanza de que las cosas mejoren?

Estos son solo algunos ejemplos de decisiones con las que luchamos habitualmente.

Reflexionas, te preocupas y pospones la elección de una u otra forma, normalmente quedar atrapado en un bucle de indecisión.



Y lo frustrante es que el tamaño del problema suele estar inversamente relacionado con la cantidad de tiempo que dedica a deliberar sobre el mejor curso de acción.

Puede ser algo pequeño, por ejemplo, decidir si aceptar una invitación inesperada a la boda de un amigo de la universidad, pero puede parecer grande cuando no sabes qué hacer por temor a ofender.

La búsqueda de Lo correcto a hacer puede volverse obsesivo y, oh Dios mío, cuánto tiempo se desperdicia en esa madriguera de conejo.

Entonces, ¿qué puede hacer para romper el estancamiento?

Como dice el gurú de la motivación, Jim Rohn:

No importa de qué lado de la cerca te bajes a veces. ¡Lo más importante es bajarse! No se puede progresar sin tomar decisiones.

Si pudieras deshacerte de estos dilemas (la preocupación, la incertidumbre y el no saber) y allanar tu camino hacia una decisión, imagina el alivio que sentirías.

Entonces, es hora de hacerse un favor saltando de esa valla y entrando en acción.

Después de todo, es probable que cualquier acción sea mejor que ninguna.

El presidente Theodore Roosevelt lo expresó de esta manera:

En cualquier momento de decisión, lo mejor que puede hacer es lo correcto. Lo peor que puede hacer es no hacer nada.

Aquí hay algunas sugerencias para romper el punto muerto de la indecisión:

1. Busque conocimientos relevantes.

Es posible que haya llegado a un estancamiento aparente con cualquier problema que esté enfrentando, pero no es una situación única y sin precedentes de ninguna manera.

Alguien, en algún lugar, ya lo habrá enfrentado y tratado con él.

Lo más probable es que hayan producido un vlog, escrito un blog, un artículo o incluso un libro sobre su experiencia y su recorrido para resolver el problema.

Busque esa información y utilícela para averiguar hacia dónde se dirige desde aquí.

2. Identifique su objetivo.

Es fácil creer que la acción que termina tomando es el fin en sí mismo, pero la mayoría de las veces, en realidad es solo el medio para un fin.

Por ejemplo, romper una relación insatisfactoria no es el fin, sino el medio para (con suerte) lograr una conexión más armoniosa con otra persona.

Una vez que haya identificado su objetivo final, los fines, es posible que tenga una visión más clara de los medios potenciales para llegar allí.

3. Aplicar los éxitos pasados ​​a los dilemas actuales.

El truco aquí es simple: evalúe lo que le ha funcionado en el pasado y haga más.

En su libro Switch: cómo cambiar las cosas cuando el cambio es difícil , Chip y Dan Heath llaman a esta técnica buscando los puntos brillantes.

Cuando esté atrapado en una posición sin saber qué hacer, reflexione sobre los logros anteriores o piense en los problemas que ha resuelto en el pasado.

Entonces pregúntate:

- ¿Cuál fue la estrategia exitosa?

- ¿Cómo resolvió el problema?

- ¿Qué pasos tomó para lograr sus objetivos?

- ¿Cómo puede utilizar estas experiencias para resolver sus problemas actuales?

de qué hablar por teléfono con un amigo

En resumen, reflexione sobre los puntos brillantes y busque formas de replicarlos en sus circunstancias actuales.

4. Háblelo bien.

Busque un oído comprensivo y explíquele su problema a esa persona.

Puede ser un amigo, un familiar, un compañero de trabajo, un consejero o un miembro de un foro en línea. En resumen, cualquiera que lo escuche.

Solo el proceso de vocalizar el dilema al que te enfrentas puede romper el ciclo interminable de preocupación en el que te has quedado atrapado.

Es poco probable que con quien hable tenga la respuesta definitiva.

no sentirse como una prioridad en una relación

Pero hay algo en poner sus pensamientos en un orden lógico para explicar la situación a un tercero que puede brindarle la claridad que ha estado buscando.

Puede resultar en un momento de bombilla y el curso de acción correcto puede resultar obvio.

El beneficio adicional de explicar los hechos tal como los ve a otra persona es el potencial de sus valiosos comentarios.

Visto desde su perspectiva imparcial, es posible que tengan una idea que hasta ahora te ha eludido.

5. Encuentra a alguien que haya estado en tu lugar.

No hay nada como la experiencia para guiarlo cuando se enfrenta a un problema y no puede identificar la acción adecuada.

Trate de encontrar un amigo, familiar o conocido que haya enfrentado un dilema similar y pídales ayuda para encontrar su camino a través del callejón sin salida.

Con el beneficio de su experiencia personal, tanto buena como mala, sus consejos o sugerencias sobre un curso de acción podrían resultar invaluables para liberarlo del estancamiento de la indecisión.

También te puede gustar (el artículo continúa a continuación):

6. Date algo de espacio y distancia.

A menudo, la parálisis ante un problema no está directamente relacionada con el problema en absoluto.

Podría ser que el estrés y las presiones del trabajo, la familia y la vida en general te hayan dejado sin espacio mental o energía emocional para encontrar el camino más allá de su obstáculo mental.

Sin embargo, sabes que no puedes esquivar el problema y te quedas atascado en un ciclo eterno de preocupación sin esperanza de encontrar un camino a través del laberinto de incertidumbre.

Si cree que este es su caso, la mejor solución, si puede lograrlo, es tómate un tiempo para ti.

Trate de alejarse de su entorno habitual, sus responsabilidades habituales y de su rutina.

El cambio de escenario y el cambio de perspectiva pueden traer la respuesta al acertijo que no ha podido encontrar.

7. Dé un pequeño paso.

Una de las razones más comunes para quedarse atrapado en la cerca es que desea estar seguro antes de actuar.

No está dispuesto a hacer nada hasta que esté 100% seguro.

cuantos años tiene Owen Hart

Pero nada en la vida es seguro. Siempre habrá cosas inesperadas que no se pueden predecir que surgen de la nada.

Entonces, en lugar de esperar hasta estar 100% seguro de su decisión, Haz algo pequeño que suponga que ya has tomado esa decisión.

Luego vea qué sucede y cómo se siente al respecto.

¿Estás pensando en mudarte a otra ciudad? Pase un fin de semana completo allí, alojándose en un hotel si es necesario, para conocer el terreno.

Vea cómo se siente estar allí. ¿Cómo es el ambiente? ¿Son amables los lugareños? ¿Tiene todas las tiendas, bares y cafeterías que busca?

¿Quieres escribir un libro para niños? Simplemente comience con el capítulo uno.

No es necesario que sea el artículo terminado, pero al plasmar las cosas en papel, es posible que encuentre la inspiración que necesita para escribir el próximo capítulo, y así sucesivamente.

8. No se obsesione con la perfección.

A veces podemos quedarnos atascados porque pensamos que cualquier cosa que hagamos debe ser absolutamente 100% perfecto en las circunstancias.

Dado que la solución perfecta es siempre esquivo (ya veces imposible de identificar), el resultado final no es ninguna acción.

Un ejemplo podría ser escribir una carta de condolencia.

Te angustias por qué escribir a modo de consuelo para los deudos durante tanto tiempo que, al final, la tarjeta no se envía en absoluto.

Resultado neto: tu conciencia pesa mucho y no se reciben palabras de consuelo.

Así que dé un pequeño paso, como se sugirió anteriormente, escriba algunas palabras simples, pero no espere la perfección.

No tiene por qué ser la mejor tarjeta, la más perfectamente elocuente que reciben, pero la apreciarán mucho más que el silencio.

Es probable que alguna acción, cualquier acción, sea siempre mejor que ninguna acción.

9. Vaya con su instinto.

Nunca subestimes tu respuesta emocional instintiva.

Tus instintos están guiados por tus creencias y valores fundamentales , lo que los convierte en una guía tan poderosa cuando busca lo correcto.

Es posible que se sienta engañado por el gran volumen de información que gira alrededor de su cabeza una vez que haya buscado consejo sobre cómo resolver una situación espinosa.

Digerir la información, pero luego deja que tu instinto instintivo te guíe hacia el curso de acción correcto.

¡Asegúrate de escuchar!

10. Evite ser impulsivo.

Si bien estará dispuesto a hacer algo una vez que haya decidido un curso de acción, no se apresure a actuar en consecuencia.

Si puede, duerma sobre él.

Este breve descanso le dará a su mente la oportunidad de concentrarse en otra cosa, mientras las ideas fermentan en un segundo plano.

Si aún parece lo correcto al otro lado de una buena noche de sueño, entonces adelante.

11. No escuches las dudas.

Cuando finalmente seas lo suficientemente valiente para actuar después de haber pensado mucho en Lo correcto a hacer , es muy común tener dudas a medida que se desarrollan los efectos de sus acciones.

Esto es especialmente cierto si las cosas no salen como esperaba.

Puede ser torturado con lo que debería tener y lo que podría tener, pero no pierda de vista este hecho importante:

Actuó de la manera que lo hizo con las mejores intenciones y armado solo con el conocimiento que estaba disponible para usted en el momento en que se tomó la decisión.

Con esto en mente, trate de no desperdiciar su energía mental estresándose por cosas que no salen como lo había planeado / esperado.

Si todos fuéramos bendecidos con una visión retrospectiva de 20-20, seguro que seríamos una raza sobrehumana.

En resumen…

El uso de algunas de estas sugerencias debería darle el valor que necesita para romper el estancamiento de no saber qué hacer y permitirle tomar medidas.

Dicho esto, este dicho anónimo puede ser el mejor consejo que existe sobre el tema de qué hacer cuando no sabe qué hacer:

la roca vs roman reina

Ser decisivo. Bien o mal, toma una decisión. El camino de la vida está pavimentado con ardillas planas que no pudieron tomar una decisión.

No seas una ardilla.